Vino argentino elegido como el mejor tinto del mundo

El certamen de vinos conocido como Vinalies Internationales, que se realiza en París y premia a lo mejor de la producción a nivel global, le ha dado una gran noticia a la industria del vino argentino. Por primera vez, un vino Cabernet Sauvignon producido en la Argentina ha ganado la categoría “Mejor vino tinto del mundo”.

El vino ganador fue el Cabernet Sauvignon La Mascota cosecha 2016, producido por la bodega Mascota Vinyards, de Mendoza, en conjunto con el famoso enólogo Rodolfo Sadler. El ganador fue elegido por un selecto jurado internacional de entre alrededor de cuatro mil quinientas variedades de los mejores vinos de todo el mundo, provenientes de más de cuarenta países.

Además, vinos de la Argentina recibieron nueve medallas de oro y dieciocho de plata en la competición total. Los ganadores en las categorías “Mejor vino blanco” y “Mejor vino rosado” fueron provenientes de Alemania y Francia respectivamente, un resultado que no sorprende.

De este modo, la Argentina se mantiene firme dentro de la industria del vino internacional, quedando en este certamen como el mejor país del Hemisferio Sur.

Un Cabernet Sauvignon revolucionario

El dato más notable de este premio fue que el vino argentino premiado no fue un Malbec, la variedad más reconocida del país y en la cual la Argentina es claramente el mejor productor del mundo, sino un Cabernet Sauvignon. De esta manera, el sector vitivinícola argentino muestra no sólo su buena salud pese a la coyuntura desfavorable a nivel económico y climático, sino también que puede diversificarse y obtener grandes logros con variedades diferentes al tradicional Malbec o el Torrontés.

La bodega Mascota Vinyards fue creada a mediados de la década pasada, y desde sus comienzos estuvo dirigida a los mercados internacionales. El enólogo encargado de la bodega es el afamado Rodolfo “Opi” Sadler, de gran experiencia en el sector.