Argentina es el quinto país productor de vinos a nivel mundial, así también como un gran consumidor. En los últimos años se comenzaron lentamente a hacer cambios en las tradicionales formas de plantar y se introdujeron nuevas variedades de vides, lo que genero la mejoría de muchas variedades de uvas y en consecuencia la calidad de los vinos blancos aumentó considerablemente. Así es como lentamente este vino comenzó a acomodarse en las góndolas extranjeras.

Argentina se encuentra entre las mismas latitudes que Sudáfrica, el sur de Australia y Nueva Zelanda y todos tienen climas similares. Sin embargo, las plantaciones argentinas tienen un promedio de 350 días de sol al año, lo que hace que las uvas crezcan fuertes y logren producir vinos de altísima calidad a nivel mundial.

Lea a continuación sobre algunos de los mejores vinos blancos producidos en suelo nacional:

  • Mi Terruno Torrontes 2014: Uno de los mejores vinos blancos sin duda alguna. Las uvas Torrontes son cultivadas a mano, luego se fermentan cuidadosamente a bajas temperaturas para preservar todo el carácter propio de su variedad. Los aromas florales se balancean armoniosamente con tonos ácidos y minerales. Un vino muy versátil que es perfecto para acompañar platos tailandeses o indios
  • La Azul Sauvignon Blanc 2014: este es un excelente ejemplar de Sauvignon Blanc que produce el equipo de La Azul. Este vino no ha sido añejado en roble, por el contrario ha pasado directamente del tanque de hierro a la botella, donde se lo dejó descansar por 6 meses. Notas verdes delicadas, acidez balanceada, y algunas notas de minerales hace de este vino una bebida especial para disfrutar sola o junto a platos con pescado a la parrilla. Es un vino ideal para beber al sol.
  • Laborum Torrontes añejo producido por Bodegas El Porvenir, es un excelente vino blanco, especial para acompañar postres. Lleno de sabor, sin ser muy pesado o viscoso.